Casi todas las personas nacen como originales y mueren como copias.

lunes, 24 de febrero de 2014

Forget


Pocos saben lo que hay detrás de una sonrisa, los sentimientos que lleva una lágrima o las noches en vela que llevan las falsas promesas. No todos se dan cuenta de que cuando sonríes no eres verdaderamente feliz, que a lo mejor la falsa fachada es para evitar preocupaciones ajenas, que a lo mejor no quieres que nadie se sienta mal por ti o que ves tan inútil que intenten que estés bien que prefieres esquivar consejos que lo único que van a hacer es que tus pensamientos empiecen a crear vida, una vida convertida en falsas esperanzas y mentiras, una vida que no es tuya y que te intenta matar. Muchos piensan que el dolor físico es la peor herida, pero esa herida cierra y desaparece y cuando te quieres dar cuenta no está. Y claro, tú sigues ahí, sigues estando, sigues sintiendo, sigues viviendo... Ese dolor cuya única solución es la inhibición total de tu persona. El olvido en el tiempo de que una vez has existido.


1 comentario:

  1. Me he sentido tan identifica con esta entrada, es magnífica *-*

    ResponderEliminar